Seleccionar página

Desde el Movimiento No Matarás repudiamos el asesinato de la militante social hondureña Berta Cáceres, ferviente defensora de los derechos humanos y los pueblos originarios, a quien mataron en forma violenta en la madrugada del 3 de marzo, en su propia vivienda en la ciudad La Esperanza (Honduras), tras recibir amenazas por denunciar el asesinato de dirigentes de su comunidad indígena.

Reconocemos la importante labor social de Berta Cáceres como fundadora del Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (COPINH), líder del Movimiento Indígena Lenca y comunidades campesinas, luchadora incansable por los derechos humanos y defensora del medio ambiente, que fue reconocida en 2015, con el Premio Medioambiental Goldman.

Nos solidarizamos con la familia de Berta Cáceres, emblema de compromiso social que sembró su vida en defensa de su gente. Nos unimos al pedido de justicia y esclarecimiento de este y muchos otros crímenes, que como supo denunciar son producto de una enorme injusticia social, política y económica.
Abrazamos a los compañeros del COPINH

Con profunda tristeza despedimos a Berta, pero sabemos que su lucha no muere. Llamamos a redoblar la pelea frente a los avances persistentes del capital contra la vida, la dignidad y las tierras que pertenecen a nuestros pueblos latinoamericanos, y sobre todo, a mostrar más solidaridad que nunca con la lucha del pueblo hondureño.

Destacamos en Berta Cáceres la lucha de los defensores de los derechos humanos en todo el mundo, quienes no deben ver amenazadas sus vidas por reclamar las garantías fundamentales de su pueblo, entendiendo que el Estado tiene la responsabilidad de protegerlos de toda amenaza y garantizar por sobre todo el derecho a la vida.
BERTA CACERES VIVE!

Buenos Aires, 4 de Marzo de 2016

Comments

comments