Seleccionar página

En Pompeya la policía reprimió a los trabajadores de AGR-Clarín que se encuentran tomando la planta por despidos.

Este último lunes los trabajadores de Artes Graficas Rioplatense del Grupo Clarín, la imprenta más grande del país, ubicada en el barrio de Pompeya, se disponían a entrar a trabajar y se encontraron con un cartel de la empresa donde anunciaba la decisión de cerrar la planta aduciendo una crisis que no es tal, según informaron los trabajadores. Alli se imprimen Revista Viva, Rumbos, Genios, Jardín, Cablevisión, Guías telefónicas, libros escolares, folletería, etc.

“Se trata evidentemente de una maniobra que busca quebrar la organización de la planta para imponer el ajuste que al amparo de la política oficial ya ha avanzado en otros sectores del gremio”, expresaron a través de un comunicado la comisión interna y los trabajadores de AGR, mientras en la puerta se estaba desenvolviendo un aparato represivo de la policía federal, gendarmería y seguridad privada. Allí mismo se presentaron distintas organizaciones sociales mostrando su apoyo a los trabajadores.

Ante los 300 despidos, los trabajadores de la gráfica más grande de Argentina decidieron tomar la planta. El día martes las fuerzas de seguridad entraron en acción con palos, balas de goma, gas pimienta, gas lacrimógeno, desalojando del portón de la grafica a los trabajadores, tras la reunión en el ministerio de trabajo donde la empresa ratifico su decisión de cerrar la planta, lo cual es denunciado por los trabajadores como un chantaje para imponer mayor flexibilización laboral.

“Tenemos compañeros baleados: tiran en la cabeza, en la espalda. Esto es por ser trabajador, por defender nuestros puestos de trabajo. Acá tienen que ir a buscar a la patronal de Clarín porque los despidos sin ilegales. Por ahora ni siquiera hay una conciliación obligatoria”, denunciaron los trabajadores luego de la represión policial.

Este miércoles al mediodía, los trabajadores de AGR-CLARÍN realizaron una conferencia de prensa informando los pasos a seguir. Los obreros denunciaron el cerco mediático, desmintieron la nota publicada por el diario Clarín, donde se los acusó de violentos y agradecieron el apoyo por parte de algunos periodistas. Asimismo denunciaron la represión policial al salir del Ministerio de trabajo.

Además, reclamaron ser recibidos por el ministro de trabajo Jorge Triaca e informaron que desde las 15Hs, formarán una Comisión de Mujeres y Familiares, y anunciaron que para el día viernes convocan a artistas a realizar un festival solidario en la puerta de la fábrica.

Para este jueves 19, los delegados del gremio gráfico han convocado a un paro y citaron a todas las organizaciones solidarias a apoyarlos desde las 15hs en el obelisco para marchar hacia el ministerio de trabajo.

Desde el Movimiento No Mataras expresamos nuestro apoyo a los trabajadores en lucha por sus puestos de trabajo y denunciamos la acción represiva por parte de las fuerzas de seguridad y el poder político.

 

Comments

comments